Lo importante de contratar soporte IT

monitor1
62 / 100

5 TÍPICOS ERRORES QUE DEMUESTRAN LO IMPORTANTE QUE ES CONTRATAR UN SOPORTE IT EN LA EMPRESA

Cuando se pone en marcha una empresa se intenta mantener los costes de explotación bajos. A menudo esta reducción de costes nos lleva a prescindir de un servicio técnico que nos ayude cuando lo necesitamos y esto puede ser un problema.

Porque contar con profesionales que nos ayuden a resolver nuestros problemas, a ser más eficientes con las herramientas de las que disponemos o mantenerlas en perfecto estado no es un gasto, es más bien una inversión. Esto nos permite trabajar de forma productiva provocando que el retorno de la inversión sea de forma muy rápida, gracias a una correcta implantación de las herramientas adecuadas para nuestro negocio.

MUCHAS HORAS PERDIDAS INTENTANDO RESOLVER PROBLEMAS

Puede que pensemos que por qué vamos a pagar por algo que podemos hacer nosotros mismos.  Es cierto que muchos de los profesionales en la empresa están familiarizados con sistemas, aplicaciones o configuraciones. Pero no todo el mundo lo va a estar en la empresa y buscarán ayuda dentro de la misma con algún compañero para resolver el problema. Esto supone una doble pérdida de horas productivas, puesto que ocupa a la persona que tiene el problema y a otro compañero que dejará de hacer sus tareas para ayudarnos.

No contratar un servicio técnico especializado no significa que este servicio no se preste, sino que lo hace alguien en la empresa a nivel interno como una tarea añadida a sus obligaciones habituales. Por ejemplo, podemos tener a un contable que también es el referente informático de la empresa, el compañero al que siempre se acude si hay algún problema. El inconveniente es que esto supone muchas horas perdidas a lo largo del año solucionando problemas, implantando herramientas, enseñando a otros empleados cómo hacer determinadas tareas o simplemente con el mantenimiento de los sistemas.

Porque cuando no estamos seguros y tenemos que acudir a foros, tutoriales o el soporte técnico no especializado para resolverlo podemos entrar en un pozo de horas perdidas buscando por Internet, probando soluciones e intentando que tu ordenador funcione. Una llamada al servicio técnico especializado puede ahorrar no solo mucho tiempo, sino muchos dolores de cabeza si entramos en alguno de estos bucles.

NO EMPEZAR POR LO ESENCIAL: LA SEGURIDAD

Otro de los errores habituales es comportarse en el trabajo tal y como lo hacemos en nuestra casa. Al fin y al cabo aplicamos nuestra experiencia para hacerlo lo mejor posible. Pero nuestro hogar no es el mismo entorno de confianza que el trabajo. Una empresa necesita una serie de medidas de seguridad por el tratamiento de la información y los datos que realiza que no son necesarios en el ordenador de uso personal. La seguridad de sistemas es fundamental y para saber cómo implementarla es importante que el servicio IT de la empresa pueda apoyarse en especialistas en sistemas que nos den las pautas adecuadas, ya sea que trabajemos en un entorno híbrido con equipos Microsoft y Apple, o solo Microsoft.

En muchas empresas no existe protección de la información, no se implantan políticas y protocolos de seguridad en los accesos a la información y a los datos. En  muchos casos no hay trazabilidad para saber qué usuario cambió o accedió por última vez a un documento. En otros simplemente es imposible averiguarlo porque todos tienen la misma contraseña de acceso o todos la tienen en una nota adhesiva en su pantalla.

MALA CONFIGURACIÓN DE LOS EQUIPOS Y ERRORES RECURRENTES

Todo esto al final acaba por provocar en muchos casos que existan malas configuraciones en los equipos informáticos, dispositivos y aplicaciones. Errores recurrentes que a lo largo del año hacen que se pierdan muchas horas. Y lo que es peor, se asume que hay que trabajar de esta manera simplemente porque no conocemos otra. Es aquí donde un servicio técnico solvente nos puede ayudar a mejorar nuestra productividad de forma notable.

SI ALFO FALLA TENEMOS QUE VOLVER A TRABAJAR LO ANTES POSIBLE

El tiempo es oro y en la empresa dinero. Las políticas de continuidad de negocio implican que ante un problema tenemos articulada una fórmula para volver a trabajar lo antes posible. De esta forma se han planteado diferentes escenarios que facilitan una solución en función de un problema que afecta a una aplicación, un puesto de trabajo, el servidor, etc.

Para empezar